Mi propio negocio sin riesgos o Cómo conseguí la independencia financiera

¡Hola! Me llamo Eva. Tengo 24 años y puedo permitirme comprarme casi todo lo que quiero. Pero no siempre fue así.

Hace un año, la historia era totalmente diferente: tenía que sacar adelante a un bebé yo sola y no tenía dinero. Pero logré salir de la pobreza y comenzar mi propio negocio. Esta es mi historia.

Nací en una familia muy pobre y numerosa. Nunca tuvimos dinero suficiente, así que tuve que ponerme a trabajar a los 15 años. Naturalmente, era imposible encontrar un buen trabajo a esa edad, así que me hice camarera.

Después de haber dejado la escuela, no podía permitirme el lujo de seguir estudiando porque no podía pagarlo, así que continué trabajando en la cafetería. Allí conocí a mi novio unos años más tarde. Alquilamos un apartamento pequeño, así que tuve que buscarme un segundo trabajo para pagar el alquiler. Trabajaba de cajera en un supermercado durante el día y servía a los clientes en la cafetería por las noches. No fue fácil, pero se volvió aún más difícil cuando me quedé embarazada. Mi novio me dejó cuando descubrió que estaba embarazada y tuve que dejar el trabajo en la cafetería. Mi trabajo en el supermercado era lo único que me quedaba.

Mi sueldo apenas me llegaba para pagar el alquiler y comprar comida. Y cuando mi hijo nació, naturalmente, tuve que dejar el trabajo de cajera también. Así que terminé sola, con un bebé y prácticamente sin dinero. Llevaba varios meses sin pagar el alquiler y me dijeron que me echarían del piso en 2 meses. No podía pagar el apartamento.

Una maravillosa coincidencia lo cambió todo. Un día, iba paseando con mi hijo y vi a una mujer joven con muy buen aspecto. Al principio, la estuvo observando desde lejos, en el fondo me daba mucha envidia. Pero entonces me di cuenta de que conocía de algo a aquella mujer. Ella se acercó y me saludó… No podía creer lo que estaba viendo: era Jessica (F) y habíamos trabajado juntas en el supermercado. Estaba irreconocible: ropa cara, pelo perfecto, maquillaje elegante. A la vista estaba que tenía dinero suficiente para poder permitirse todas esas cosas.

Jessica me preguntó cómo estaba. Era inútil ocultar mi desastrosa situación: mi apariencia física hablaba por sí sola. Le conté que estaba desempleada y que me iban a echar del apartamento. Entonces mi excompañera de trabajo me dijo con voz calmada y transmitiéndome mucha confianza: “No te preocupes que no te van a echar a patadas del apartamento con el bebé. Yo te diré cómo ganar suficiente dinero”.

Esa fue la primera vez que oí hablar sobre las oportunidades de negocio que ofrecía DiaVita. Tal vez, no me lo hubiera tomado en serio en otras circunstancias. Pero en ese momento, yo estaba al borde de la desesperación y Jessica parecía muy convincente. Decidí probarlo. De todos modos, lo único que tenía que hacer era comprar un batido de proteínas riquísimo y lleno de proteínas llamado VITA ENERGY. ¡No tenía nada que perder!

Jessica me dio un descuento, así que el producto me costó menos de lo que esperaba. Empecé a tomar el cóctel y empecé a verme mejor cada día. Otras madres jóvenes del patio también lo notaron. Se interesaron por los productos VITA ENERGY, y fue así cómo conseguí mis primeros clientes.

Un par de meses más tarde, había completado mi “primer nivel”, es decir, tenía un grupo de personas que compraban los batidos de VITA ENERGY a través de mí. Los compraban para sí mismos y también se los recomendaban a otras personas. Mi negocio fue avanzando prácticamente solo y yo controlaba el proceso sin salir de casa. Después de todo, lo único que tenía que hacer era entrar en mi cuenta personal del sitio web de la empresa.

Aun así, tuvimos que irnos del apartamento. Apenas dos meses después del fortuito encuentro con Jessica, podía permitirme un alojamiento mucho más cómodo en un prestigioso barrio. Mis ingresos mensuales superaban los 2.000 € y seguían subiendo.

Nunca había soñado con llevar la vida que estoy viviendo ahora. Tengo mi propio negocio que no solo me proporciona ingresos constantes, sino que también ayuda a la gente a mantenerse saludables y físicamente bien. Espero que mi historia sea un ejemplo para vosotros e inspire a todas aquellas personas que hayan perdido sus puestos de trabajo o que simplemente quieran cambiar radicalmente su situación financiera. ¡Hacer negocios con DiaVita es fácil, emocionante y muy beneficioso!

Si quieres cambiar tu vida, ser independiente, estar sano y feliz, únete a nuestro increíble equipo:

%REFRALLINK%

 

10 comentarios

  1. ¡Eva! La forma en que has cambiado tu vida es muy inspiradora. Probablemente todo el mundo haya pensado en tener su propio negocio por lo menos una vez en la vida. Pero a la mayoría de la gente les echan para atrás los riesgos.

  2. ¡Bea, ese es el problema! Es el único negocio sin riesgos. No tienes que hacer ninguna inversión. Solo tienes que usar un producto que luego recomendarás a otras personas. No se requieren compras ni ventas.

  3. Lo que más me atrae en DiaVita es que no tienes que ir a la oficina todos los días. Sin jefes, sin horarios de trabajo, sin planes de negocios, etc. Llevo trabajando así durante seis meses y nunca habría imaginado que ganar dinero pudiera ser tan fácil y cómodo.

  4. Quiero iniciar mi propio negocio con DiaVita, porque he escuchado muchas críticas positivas sobre la empresa y he probado los productos. Pero no sé por dónde empezar.

  5. Rosa, solo tienes que hacer clic en el enlace y encontrarás todos los detalles allí. Y si tienes más preguntas, envíame un mensaje, estaré encantada de ayudarte. Si has probado los productos VITA ENERGY, será fácil para ti hablarles a los demás sobre ellos. Esa es la esencia de este negocio.

  6. Por supuesto, es marketing en la red. Y es el único negocio que puedes desarrollar sin riesgos. ¡La única inversión que haces es invertir en tu propia salud y belleza! En mi opinión, no hay nada más fácil y más transparente que la lógica de probar el producto, recomendárselo a otras personas y, si también les gusta, que ellos se lo recomienden a más gente.

  7. ¡He perdido 10 kilogramos tomando los cócteles de VITA ENERGY! No formo parte del negocio, pero os puedo confirmar que el producto funciona de verdad.

  8. Mi mujer está empezando su negocio con DiaVita. Ya lleva unos tres meses. Nunca estuve en contra, pero tampoco estaba muy contento con la idea. Sin embargo, ahora creo que es genial que se decidiera a hacerlo. En primer lugar, está mucho mejor físicamente y, en segundo lugar, está ganando un montón de dinero. Si sigue así, probablemente dejaré mi trabajo y me uniré a ella.

  9. Por supuesto, adelante y únete a nosotros. ¡Estaremos encantados de darte la bienvenida a nuestro equipo! Las estadísticas demuestran que las parejas que trabajan juntas tienen mucho éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *